Ver más
×

LIDERAZGO, RESPONSABILIDAD ORIENTADA A RESULTADOS Y COMPASIÓN

¿Es posible liderar eficazmente basado en dos conceptos que aparentemente son opuestos: responsabilidad orientada a resultados y compasión?
La sesión de trabajo se llevaba a cabo dentro de un ambiente tenso. El director comercial, ejecutivo implacablemente orientado a resultados, defendía con seguridad y convicción su punto de vista:
“Aquí no se trata de ver si nuestros representantes de ventas trabajan a gusto o no; aquí se trata de lograr resultados y nada más. Si por mejorar el clima laboral tengo que sacrificar resultados entonces ¡que se vaya al diablo el clima laboral!”.
Los asistentes a la reunión (gerentes de ventas, mercadotecnia y recursos humanos), asintieron y dieron por hecho que ese era el meollo del asunto. Las conclusiones a las que se llegaron, pues, versaron sobre lo que había que hacer para obtener los resultados que la empresa buscaba….y hasta ahí.
Estoy seguro que la mayoría de los ejecutivos que se mueven en el ambiente organizacional leerán la descripción expuesta ut supra y estarán de acuerdo. Las organizaciones empresariales están para lograr resultados y la responsabilidad de todo líder debe de estar enfocada a eso y nada más que a eso.
Sin embargo, ¿realmente esto será lo adecuado para, en efecto, conseguir resultados?
Acabo de leer un artículo que publicaron en el blog de The Lead Change Group [1] que es una comunidad global de líderes interesada en conectarse, compartir y colaborar en y sobre todos aquellos aspectos relacionados al liderazgo. En dicho artículo se propone que se ejerza un liderazgo basado en dos aspectos: responsabilidad orientada a resultados y compasión.
Al leer ”responsabilidad orientada a resultados” todo empresario estará totalmente de acuerdo, pero al leer ”compasión”, más de un ejecutivo fruncirá el entrecejo ya que si algo nos han enseñado en el medio empresarial es a ser implacables en la consecución de resultados; la piedad no nos debe de obstaculizar para llegar a los logros prefijados. Si analizamos las diferentes mecánicas que nos orientan a resultados (administración por objetivos, sistemas de calidad total, balanced score card o tablero de comando integral) en ninguna parte encontraremos el concepto ”compasión”. Aún más, la compasión –en el mundo empresarial– está ligada a debilidad y eventualmente hasta a pusilanimidad.
Sin embargo, en este artículo explican lo siguiente:
Como humanos, nos pondremos en contacto con personas que nos caerán bien e inmediatamente nos relacionaremos con ellos y gozaremos de dicha relación. Habrá otras personas a las que no comprenderemos bien a bien. Y habrá otras personas con las que nuestra relación será espinosa, molesta e inclusive repulsiva para nosotros.
Evidentemente que como humanos preferimos trabajar con el primer grupo de personas, las que nos caen bien, la gente bonita para nosotros. Sin embargo, como líderes, nuestro trabajo será el laborar con la gente ‘bonita’, la gente ‘neutra’ y la gente ‘fea’, indistintamente, ya que obtendremos desempeños que cubran todo el abanico de posibilidades, independientemente del grupo al que pertenezcan.
Hacer esto no es fácil. Es más tentador circunscribirnos a exigir resultados a la gente que nos cae mal y ser permisivos con la gente que nos cae bien. El hacer esto traerá consecuencias ya que si aplicamos compasión sin responsabilidad orientada a resultados impulsaremos una anarquía en nuestra organización y si aplicamos responsabilidad orientada a resultados sin compasiónimpulsaremos una rigidez y falta de comprensión ante lo imperfecto de nuestra naturaleza humana (y cuando escribo ‘nuestra’ estamos incluidos nosotros, obviamente).
Todavía tenemos una posibilidad más: cambiar de una a otra sin ton ni son, sin congruencia y dependiendo subjetivamente de nuestra preferencia con la gente; al hacer esto terminaremos por ser jefes inconsistentes, inequitativos, poco claros y para nada seremos líderes.
Como líderes tendremos que evitar el ser compasivos al grado tal de caer en la complacencia en temas donde debemos de ser firmes y en otras ocasiones tendremos que evitar el estar tan enfocados en los resultados que omitamos el investigar, entender y comprender el por qué algo sucedió o no sucedió.
Cierro con unas definiciones que proporcionaron en el artículo al que me he referido.
Compasión + Responsabilidad enfocada a resultados:
Dos OPUESTOS que cuando son combinados se convierten en la visión de cualquiera que busque liderar al más alto nivel.
Dos ACCIONES que cuando son balanceadas nos ayudan a lograr justicia, amor, piedad y humildad.


Sobre el autor

Nombre: Jesús Lechuga Almaraz

Visitar pagina personal

Dejar un comentario