Ver más
×
cursos de liderazgo y coaching

LIDERAZGO Y COACHING

Al pensar en la figura de un Coach, inevitablemente pensamos en  entrenadores de  equipos deportivos, tales como, futbol, voleibol, basquetbol etc. El Coach, es el responsable de alcanzar los resultados del equipo, de entrenar a los jugadores, de motivarlos, de definir una estrategia de juego, entre otras cosas.

El concepto del coach en los últimos años ha ido ganando terreno en el campo de la administración y la dirección de personal. En palabras de Jim Belasco:
“El coaching está destinado a ser el método de liderazgo del siglo XXI. Los líderes del pasado eran tomadores de decisiones y asignadores de recursos. Su función era explotar en forma óptima las habilidades de los empleados para beneficio de la organización. Se veía a los empleados como herramientas y recursos para el logro de los objetivos de la organización. Los líderes actuales desarrollan personas, construyen relaciones, dirigen, guían y motivan. Los líderes de hoy día son coaches.”
 
Es innegable que un Coach es un líder en el sentido más amplio de la palabra; y el Coaching es el estilo de liderazgo que despliega para alcanzar los resultados deseados.
Cabe hacer la diferenciación entre jefe y líder. Un jefe tiene la autoridad sobre el grupo, más no necesariamente tiene la capacidad o habilidad para dirigirlo.
Por otra parte, el líder (Coach), tiene como principal activo  la capacidad, el conjunto de competencias y habilidades necesarias para dirigir y motivar al equipo al logro de la meta.
El coaching, entonces, abre ventanas para escudriñar nuevos conceptos, nuevos sistemas integrales, técnicas, herramientas y nuevas tecnologías de gestión empresarial que se centran en:
Un estilo particular y diferenciado del Coach con algunas características específicas de su liderazgo que resultan novedosas para el desarrollo de líderes en la administración de las empresas.
Una metodología de planificación continúa en el tiempo más mediato, en estrategias y tácticas que apuntan siempre hacia una mayor visión empresarial.
 
Un sistema integral, coherente, continuo, día a día, para el desarrollo de los talentos individuales de las personas en el trabajo, conectado con la medición del desempeño individual, con los resultados del equipo y la presencia de amor por el trabajo y pasión por la excelencia.
Un sistema sinérgico de trabajo en equipo que potencializa aun más las competencias individuales en beneficio de mejores resultados para el equipo.
Un enfoque diferente que hace un viraje del trabajo obligación hacia el trabajo entrenamiento, alegría y desarrollo.
 
Tipos de coaching.
Es importante aclarar que existen distintos tipo de coaching o formas de asesorar a la gente.
El primero, se le conoce como life coachig, donde el asesor o coach, ayuda a una persona (Cliente) a encontrar los caminos para solucionar asuntos de tipo personal. por ejemplo, una persona que quiere estudiar un post grado, sabe lo que quiere hacer, pero  no sabe cómo hacerlo; Una persona que quiere bajar de peso, pero no sabe qué hacer para lograrlo, etc., en estos casos es cuando se puede dar Life Coaching, para este tipo de asuntos personales.
Por otro lado tenemos el coaching para el desempeño (performance), donde el coach apoya a sus compañeros a ser más eficiente y competente en su trabajo. De este coaching vamos a seguir hablando en este artículo.
¿El coaching tiene que ver con  la terapia psicologica?
No, rotundamente no. El principio básico de la terapia consiste en buscar en el pasado del paciente el punto de quiebre y en base a una metodología especifica sanar dicho punto. por su parte,  el coaching es un proceso activo  que se basa en algunos principios, los cuales son:
1.El coaching se centra en las posibilidades del futuro, no en los problemas del pasado.
2.Para obtener lo mejor de las personas, el coach debe creer en su potencial. Nuestras creencias sobre las capacidades de los otros tienen un impacto directo sobre su actuación.
3.El entrenado no aprende del coach, sino de si mismo estimulado por el coach. Aunque a veces no es fácil, el coach debe evitar transferir su experiencia al entrenado, ya que si lo hiciera, estaría incumpliendo uno de los principios básicos del coaching.
 
¿Cuándo dar coaching?
El coaching se puede aplicar cuando:
Existe una retroalimentación pobre o deficiente sobre el progreso de los empleados, causando bajo rendimiento laboral. Empleados que tienen malos hábitos que afectan o pueden afectar la relación de trabajo con sus demás compañeros de equipo, o inclusive con sus clientes.
Cuando un empleado de cualquier área merece ser felicitado por la ejecución ejemplar de alguna destreza.
Lamentablemente en nuestra cultura empresarial no tenemos la costumbre de dar reconocimiento por el trabajo bien hecho, por ahí dicen que “es buena noticia, no recibir noticias”. Lo cuál es un grave error.
Cuando el empleado necesita mejorar alguna destreza dentro de si trabajo.
En ocasiones es necesario regañar a los colaboradores, pero un buen coach sabe que para llamar la atención tiene que cuidar un principio básico – Duro con el desempeño, nunca duro con la persona-
Los beneficios del Coaching para la organización y los empleados de la misma son múltiples, entre ellos podemos destacar por ejemplo:
Empleados más motivados y comprometidos con su responsabilidad.
Gente que está en un proceso de  preparación para ser más competente en sus respectivas responsabilidades.
Visualizar futuros líderes. Y cuadros de reemplazo para la organización.
Esto no se logra de mágica o simplemente a través del aliento y la motivación, es todo un proceso, donde el coach es responsable de equipar a los colaboradores de los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para ser más efectivos y competentes en sus trabajos. Una máxima de coaching nos dice en gran medida de qué  se trata el trabajo de un coach: “Si no sabes te enseño, si no puedes te ayudo y todo el  tiempo te aliento”.
El objetivo principal de un coach es hacer que su equipo sea competente y alcance la meta. Por tal motivo, el coach se da a la tarea de “entrenar” a los miembros de su equipo, de modo que ellos cada día sean más capaces y autosuficientes (Independientes). Por otro lado, un jefe sólo exige resultados, sin saber si su equipo está preparado para la tarea y mucho menos motivado para ello. Y en ocasiones ante las prisas, la desesperación o la incompetencia, el jefe acaba haciendo el trabajo de otros,  y con ello inconcientemente los hace cada día más dependientes.
Un coach (Líder), sabe que no necesita estar presente para alcanzar los resultados, la gente ya sabe lo que tiene que hacer (Conoce la meta), está motivada para alcanzar la meta, y esta preparada (entrenada) para hacer las cosas; En cambio, el jefe no motiva (todo lo contrario), difícilmente entrena y menos comunica los objetivos, de modo que “cuando no está el jefe los ratones hacen fiesta”.
En suma, el papel del Coach es la aplicación de un proceso que potencializa el aprendizaje y el desarrollo, y por lo tanto, la mejora del desempeño.
Para ser un Coach exitoso se requiere conocer y comprender el proceso, así como la diversidad de técnicas, apropiadas al contexto en el cual se desarrolla el proceso.


Sobre el autor

Nombre: Salazar Arellano Octavio

Visitar pagina personal

Dejar un comentario